PSOE y PP tumban la Comisión de Investigación de El Corte Inglés

El bipartidismo ha vuelto a hacer gala de la transparencia que promulga en Coslada. Gracias a los dos grandes partidos tradicionales, PP y PSOE, la ciudadanía de Coslada no será conocedora de las supuestas irregularidades que se cometieron al conceder la licencia de obra para la construcción de El Corte Inglés-Hipercor, además de cómo se adjudicó y ejecutó la permuta de la parcela del Recinto Ferial por la obra futura de los edificios de La Rambla y en la ejecución de la obra, donde se destruyó presuntamente el yacimiento arqueológico El Calvario.

Tanto la moción elevada al Pleno por Somos Coslada para el estudio del contrato de permuta y la ejecución de la obra, y la presentada por Ciudadanos para la investigación de la licencia de obra; fueron rechazadas sistemáticamente por PP y PSOE. Su voto negativo, que hace mayoría en el Pleno con trece votos, no permitirá esclarecer porqué El Corte Inglés-Hipercor no ha iniciado las obras, porqué no mantiene la parcela del Recinto Ferial en unas condiciones mínimas de salubridad y porqué se han recepcionado los edificios de La Rambla sin cumplir la normativa vigente. Asimismo, tampoco se podrá conocer porqué esta empresa privada ha podido reclamar al Ayuntamiento a través de un recurso de reposición contra la liquidación económica del contrato de permuta la cantidad de 94.474,92 euros en concepto de intereses de demora por las liquidaciones tributarias, además de haberles tenido que abonar la cantidad de 276.828,63 euros por la vigilancia de la Biblioteca Central y de 15.841,32 euros por el mantenimiento de la jardinería sin haber podido demostrar quien encargó estos servicios ni la justificación en la demora de la recepción de la biblioteca.

Esta es la transparencia que tanto alarde hace el PP y el PSOE. Los dos grandes partidos tradicionales, como siempre, se ocultan mutuamente sus presuntas irregularidades, no permitiendo ni al resto de grupos municipales ni a la ciudadanía esclarecer todos los hechos. Es el mayor ejemplo de las políticas pésimas de estos dos partidos, ya que un proyecto que iba a ser tan importante para Coslada, según lo que anunciaban, ha terminado en un juzgado con la imputación del alcalde del PSOE, tres de sus concejales y concejalas y del portavoz del PP.

Ha quedado claro que PP y PSOE no quieren dar explicaciones a la ciudadanía y que están en el mismo bando. Las excusas esgrimidas en el Pleno han sido lamentables, así que desde Somos Coslada seguiremos intentando, con los medios que tenemos a nuestro alcance, hacer llegar la información a los vecinos y vecinas”, manifestó la portavoz de Somos Coslada, Viky Robles. “Es un ejemplo más de la falta de políticas claras y subordinación de los intereses públicos frente al desarrollo urbanístico desproporcionado y especulativo”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*