Salvemos Diamela

La dinámica actual que existe en el Ayuntamiento de Coslada consta en convocar dentro de los “límites” amparados por el ROM, pero con cantidades enormes de documentación para estudiar y valorar -que muchas veces está incompleta y/o es errónea- más el carácter urgente de las convocatorias, incluso en situaciones que se saben.

Esto nos ocurrió el pasado día 27 de octubre de 2015. A las 15:05 hemos recibimos un email de la Secretaría General convocándonos a una sesión extraordinaria de Junta de Gobierno para el día 29 a las 8:30 horas; es decir con apenas 24 horas de margen entre el día que se convoca y el día en el que se celebrará la sesión para estudiar la documentación facilitada.

La cuestión a tratar fue la aprobación de los Pliegos de contratación de la gestión del servicio público educativo de la Escuela Infantil “DIAMELA”.

La documentación enviada constaba de 108 páginas entre providencias, informes técnicos y los propios pliegos. Si bien es cierto que el Concejal de Cultura, Educación, Participación Ciudadana y Cooperación, se ha disculpado por el estrecho margen que nos da para el estudio de la documentación, normal proceder por parte del PSOE de Coslada.

¿Cómo está la situación de la Educación Infantil Pública en Coslada?

Coslada cuenta con varias  Escuelas Infantiles Públicas, entre ellas, Charlie Rivel y Diamela,  gestionadas por Cooperativas de trabajadoras/es sin ánimo de lucro.

La importancia de que este siga siendo el modelo de gestión, como  cooperativas sin ánimo de lucro viene determinada porque supone primar la calidad en la educación de nuestras pequeñas y pequeños sobre el menor precio que pueden ofrecer las grandes empresas de servicios públicos que ya gestionan en nuestro municipio cuestiones como la jardinería, limpieza o servicios sociales.

Además de la calidad en el servicio dado, el modelo de cooperativas sin ánimo de lucro nos asegura que el 100% del dinero que paga el ayuntamiento acaba repercutiendo directamente en el cuidado y atenciones a nuestras pequeñas y pequeños. Sin embargo, las grandes empresas de gestión, además de ofrecer un pésimo servicio – no hay más que ver cómo está la limpieza y jardinería del casco o el Barrio del puerto – suponen un modelo donde prima la rentabilidad, suponiendo que un volumen muy importante del dinero pagado tanto por las administraciones públicas como por las madres y padres acaba siendo destinado a los beneficios de estas grandes corporaciones y por tanto no revirtiendo en la calidad educativa que se presta a las familias cosladeñas.

 ¿Dónde está el riesgo?

El problema viene determinado porque para el concurso de la gestión de Diamela el Gobierno del PSOE nos propone unos pliegos donde la oferta económica tiene el mismo peso que la oferta técnica, además de otorgar un excesivo peso dentro del apartado técnico a la puntuación relacionada con la lengua extranjera.

Esto viene condicionado por el hecho de que si el Ayuntamiento de Coslada quiere recibir una subvención de 160.000 euros de la Comunidad de Madrid, el criterio económico debe puntuar al menos igual que los criterios de calidad en la educación, marcado por un “modelo de gestión” determinado por la Comunidad de Madrid.

¿Cuál es la solución que propone Somos Coslada?

La solución pasa por seguir los pasos del Ayuntamiento de Madrid, regido por el gobierno de Ahora Madrid: renunciar a la subvención de la Comunidad de Madrid y elaborar unos pliegos donde la calidad en la educación prime sobre la oferta económica. En el último pleno el alcalde argumentó a este respecto que en este caso no se contaba con el informe favorable de la Intervención, en SOMOS Coslada entendemos que con voluntad política puede encontrarse una solución que permita llevar esta concesión al ejercicio 2016 con unos nuevos presupuestos que no supongan un obstáculo a la Educación Pública de Calidad.

Los importes de los que hablamos suponen 160.000 euros, un 0,27% del presupuesto de Coslada – algo menos del coste asociado a 3 cargos de confianza – por tanto son perfectamente asequibles por las arcas municipales  siempre y cuando haya voluntad política de anteponer la educación de los miembros más pequeños de las familias cosladeñas a otros gastos superfluos e innecesarios o a los bajos impuestos que tienen que hacer frente las grandes empresas localizadas en Coslada.

Más allá de eso, que supondría mantener el actual status quo, si el PSOE de Coslada quiere demostrar que son diferentes al PP debería iniciar los trámites para aumentar las bonificaciones que se dan a las familias de rentas bajas y medias sobre las tasas impuestas por la Comunidad de Madrid para acceder a esta educación. Estableciendo un sistema progresivo que acabe con la injusticia de que paga lo mismo una familia con muchos recursos que otra con ninguno o pocos.

Estamos hablando de 194 plazas educativas, y un cambio en el paradigma educativo que los perpetuadores de este capitalismo de amigotes, donde no hay dinero público para las cosas importantes pero sí para que otros vivan con todo lujo a nuestro cargo, intentan imponernos.

¿Cuál es la situación actual?

El Gobierno municipal del PSOE, sin atender las demandas de las familias, de la cooperativa y de Somos Coslada, ha sacado a concurso la gestión de la Escuela Infantil Diamela, donde finalmente prima la oferta económica ante la oferta técnica. Los pliegos están publicados y estamos en el trámite en el que las empresas pueden optar a presentarse al concurso.

El Alcalde Ángel Viveros vuelca toda las dificultades y culpa a la Comunidad de Madrid por el diseño de los pliegos, sin buscar alternativa y repitiendo (como ha hecho en más ocasiones) su frase estrella: “No hay dinero”.

Las familias de la EI Diamela han comenzado una campaña por las redes para dar a conocer la situación y denunciar publicamente la situación.

“Somos un grupo de familias indignadas, pertenecemos a la Escuela Infantil Diamela, sita en Coslada (Madrid). En los próximos días será subastada al proyecto económico más barato.

Esta Escuela lleva 30 años gestionada por la misma cooperativa, las cuales tienen un potente proyecto educativo que las respalda, pero actualmente no pueden luchar económicamente con las empresas grandes que están ganando últimamente los concursos. Es la escuela de Infantil de Coslada que cuenta con más clases por curso que ninguna otra. ¿Por qué? pues porque gracias a su proyecto educativo se ha ganado merecidamente la fama con la que cuenta. Y hasta ahora todos los padres de Coslada nos peleábamos por entrar.

Como cooperativa, no pueden luchar económicamente con las grandes empresas de servicios como EULEN, CLECE FCC etc. Las cuales están siendo empresas ganadoras de los concursos de varias Escuelas Infantiles en la Comunidad de Madrid. Una vez salido el pliego de condiciones para la contratación, el pasado 31 de Octubre, pensamos que sólo nos queda hacer presión y que se nos escuche, para que prevalezca el proyecto educativo frente al económico y para que las grandes empresas que pretenden lucrarse con las Escuelas Infantiles sepan a lo que se enfrenta, ya que no estamos dispuestos a permitir que hagan negocio con la educación de nuestros hijos.

Por lo que, si nos pudieran ayudar a difundir la noticia, se lo agradeceríamos enormemente. #SalvemosDiamela #SalvemosLasEscuelasInfantiles #TodosConLaEscuelaInfantilDiamela #DiamelaSomosTodos #SalvemosEiDiamela”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*